Voy a ser farmacéutico

La Oficina de Farmacia del futuro

Para imaginar cómo serán las farmacias del futuro, basta con echar un vistazo a aquellos establecimientos equipados con las herramientas más innovadoras, destinadas a extenderse, a medio plazo, a nivel general.

La Oficina de Farmacia del futuro
Jue, 13/09/2018
Comparte

Viendo los pasos agigantados de la tecnología en todos los terrenos, es probable que más de un profesional farmacéutico se haya preguntado cómo serán las farmacias del futuro dentro de unos años. No es necesario hacer un gran ejercicio de imaginación; basta con fijarnos en qué herramientas se están utilizando en los centros más pioneros y cómo podrían extenderse de forma general en un futuro cercano.

Por poner algunos ejemplos, recordemos que, recientemente, Sudáfrica ha instalado la primera farmacia electrónica del mundo, llamada Unidad de Dispensación Farmacéutica (PDU, por sus siglas en inglés); un servicio que, gracias a la robótica, facilita la dispensación de la medicación a los pacientes que residen lejos de una OF.

Pero el cambio no se detiene en la robótica: los mostradores de algunas farmacias ya disponen de las primeras pantallas táctiles en las que el usuario encuentra todo el catálogo de parafarmacia y productos OTC disponible en la farmacia. Este tipo de pantallas son uno de los cambios más visibles a medio plazo, y algunas sustituyen incluso a las estanterías tradicionales.

Los dos grandes beneficios son el ahorro de espacio en la OF y de consumo del tiempo de los empleados, que ya no tienen que dedicarse a rellenar y ordenar las estanterías físicas y pueden centrarse en los pacientes u otras tareas.

Además, las grandes pantallas orientadas al exterior atraen la atención del público con sus grandes superficies e imágenes atractivas en movimiento. ¡Y si no que se lo digan a la Farmacia de Anca y su escaparate!

 

Mayor accesibilidad

La Oficina de Farmacia del futuro dará un mayor margen a la creación de espacios accesibles para personas con algún tipo de discapacidad o personas de edad avanzada, tanto en el acceso al local como en la atención al usuario.

Un ejemplo de ello es la ‘Consulta no verbal’, que rompe las barreras de los pacientes con problemas auditivos o del habla y de aquellos usuarios que no dominan el idioma. La consulta se llevaría a cabo a través de representaciones gráficas en las que indicar los datos básicos, el tipo de afección y el grado de afectación. El pictograma registrado con las respuestas ayudaría al farmacéutico a identificar el problema y decidir la mejor forma de actuar.

 

La tecnología para optimizar el tiempo y los recursos 

Desde BD Rowa Technologies, una de las empresas cuyos servicios aproximan la digitalización a la farmacia, afirman que “el asesoramiento sanitario es y seguirá siendo la tarea principal del personal de farmacia, también en la era digitalizada.

Las nuevas tecnologías digitales y automatizadas tienen precisamente el objetivo de liberar al profesional de ciertas funciones para poder centrarse en su labor sanitaria y en beneficio del usuario.”

El asesoramiento sanitario es y seguirá siendo la tarea principal del personal de farmacia, también en la era digitalizada, BD Rowa Technologies, empresa que trabaja para la digitalización de las farmacias

Con esto, clarifican que en modo alguno la implementación de las nuevas tecnologías está pensada para sustituir a la figura del farmacéutico, sino para acompañarle en las tareas menores y así optimizar su gestión de recursos.

 

La formación del personal

Pero la evolución de las OF no solamente pasa por una inversión de capital en las últimas herramientas tecnológicas. Otros aspectos directamente vinculados a los cambios sociales y a la relación entre pacientes y farmacéuticos requieren que estos últimos se instruyan en el uso de las nuevas tecnologías de la información, las redes sociales y en la especialización.

En los últimos años, las OF han hecho una labor notable en el desarrollo de nuevos servicios, algo que demuestra su flexibilidad ante las necesidades cambiantes, y ya son muchas las que se centran en renovar su estrategia de comunicación; un aspecto esencial en la fidelización del paciente actualizado.

No hace falta esperar al desarrollo de la alta tecnología para comenzar a poner una OF a la vanguardia: el uso de las redes sociales y algunas tecnologías de la información como las aplicaciones móviles ya es una realidad imperativa en la gestión de los pacientes, y lo será cada vez más.

Otro valor añadido que atrae al nuevo paciente es la especialización de las OF. No se trata simplemente de una estrategia de diferenciación de la competencia, sino también de una respuesta a las necesidades de unos pacientes cada vez más informados que buscan atención específica, ya sea en dermofarmacia, en salud de la mujer, cosmética o bienestar gastrointestinal, y que esperan recibir información y asistencia de calidad durante el procedimiento sanitario o de autocuidado de la mano de un especialista.

 

Referencias:

El Global. La Oficina de farmacia del futuro ya puede ser una realidad en el presente. Disponible en: http://www.elglobal.net/suplementos-y-especiales/gestion-farmaceutica/la-oficina-de-farmacia-del-futuro-ya-puede-ser-una-realidad-en-el-presente-HA1031339

 

Contenido relacionado