Salud

7 formas de mejorar la comunicación con los pacientes mayores

Aunque cada vez más los farmacéuticos se preocupan por comunicar mejor, todavía son muchos los pacientes que creen que la comunicación hacia ellos es mejorable.

7 formas de mejorar la comunicación con los pacientes mayores
Mié, 17/01/2018
Comparte

La comunicación es una herramienta efectiva e imprescindible para los farmacéuticos comunitarios. Hacerse entender, mostrarse cercano y ofrecer un trato agradable son actitudes que los pacientes de edad avanzada agradecen cuando acuden a una farmacia. Sin embargo, todavía existen algunas barreras que no facilitan la comunicación entre farmacéutico y paciente, según una encuesta realizada por SEFAC a 1.000 ciudadanos

Este artículo repasa 7 formas de mejorar la comunicación con los pacientes mayores y ofrecer un servicio farmacéutico de calidad.

Prestar más atención

La empatía es un elemento clave en cualquier oficio. Y todavía lo es más en la farmacia, cuando cada día entran nuevos clientes. A veces, el exceso de trabajo nos lleva a no prestar la atención necesaria a cada uno de ellos. Los pacientes mayores pueden sentirse muy frustrados cuando no se les dedica el tiempo necesario ni se deja que se expresen.

Dejar de hacer varias cosas a la vez mientras te hablan

La tentación de consultar el ordenador mientras un paciente se explica es alta. Los pacientes mayores dan mucha importancia a que se les mire a los ojos mientras habla. De lo contrario, no estará cómodo y no hablará de los problemas que pueda padecer.

No usar un lenguaje demasiado técnico

El paciente mayor espera encontrar en el farmacéutico una persona que le explique de manera sencilla qué medicamento debe tomar, para qué lo debe tomar y durante cuánto tiempo. Y no alguien que le hable en unos términos confusos que por mucho que lo intente no va a entender. No es extraño que algunos pacientes de edad avanzada se quejen de que el farmacéutico hable como el médico.

Hablar más despacio

Los pacientes de edad avanzada indican a menudo que el “ruido” que se genera en la farmacia es un impedimento para entender qué le está recomendando el farmacéutico. Imagina qué siente este cuando no solo hay mucho ruido, sino que la persona que le está atendiendo habla muy rápido y no vocaliza. El paciente se sentirá muy frustrado y no entenderá nada de lo que el profesional sanitario le esté contando.

Y no solo hablar

La información escrita es muy importante para la comprensión de un paciente mayor. Si basamos nuestra comunicación únicamente en la expresión oral no será suficiente, aunque el cliente asienta con la cabeza y parezca que lo ha entendido todo a la perfección. Este esperará que le escribamos en un papel los medicamentos que debe tomar y las horas exactas de las tomas.

Hacer recomendaciones concretas

El paciente de edad avanzada no se irá satisfecho a su casa si le decimos que debe tomar su medicación, caminar un poco durante el día y beber mucha agua. Lo que necesitará saber es durante cuánto tiempo es bueno que camine, cuántos litros de agua debe beber y qué puede o no comer.

Preguntar siempre

Hay que preguntar siempre al paciente si lo ha entendido todo. Si damos por buena nuestra explicación caeremos en el error de no saber qué piensa el paciente y esta confusión puede derivar en una falta de adherencia al tratamiento o reacciones adversas.

La comunicación es clave para realizar un mejor diagnóstico de los pacientes mayores y entender cuáles son sus limitaciones. Por tanto, si se escucha se podrá ofrecer una atención farmacéutica de calidad, el paciente se irá satisfecho con el servicio recibido e incluso volverá si el tratamiento que ha seguido ha sido útil. Desde la farmacia, nuestro trabajo es hacer que los pacientes de edad avanzada se sientan acompañados. En este artículo te contamos qué técnicas debes aplicar para que la comunicación con tus pacientes de edad avanzada sea eficaz.

 

Referencias:

Cómo debe ser la farmacia que necesita la sociedad. SEFAC y ratiopharm. Octubre 2016

Contenido relacionado