Comunicación

Plan de comunicación en la farmacia: la estrategia clave para mejorar la relación con tus clientes

Al leer este artículo te puedes preguntar: ¿por qué necesito una estrategia de comunicación para mi farmacia? ¿Puedo hacer mi propio plan de comunicación? La comunicación es un elemento clave para la diferenciación de tu negocio.

Plan de comunicación en la farmacia: la estrategia clave para mejorar la relación con tus clientes
Dom, 10/12/2017
Comparte

En la oficina de farmacia, se producen constantes intercambios de mensajes entre diferentes públicos por lo que la comunicación se debe trabajar como una herramienta estratégica.

Tener una buena estrategia de comunicación te puede hacer llegar a más clientes y conseguir fidelizar a aquellos que visitan con menos frecuencia tu oficina de farmacia.

Aunque no seas un profesional de la comunicación, debes tener en mente una planificación a medio y largo plazo con acciones que puedan diferenciar a tu farmacia del resto y hagan ver a tus clientes un valor añadido que otras no tienen.

Para llevar esto acabo, también es importante el equipo. Es decir, si un miembro de tu equipo, por ejemplo, centraliza la comunicación digital, se le puede sacar mucho más rendimiento a este canal.

Si lo necesita, ofrécele apoyo formativo, existen cursos de varios presupuestos, y que, sin duda, revertirá en beneficio de tu farmacia.

El plan de comunicación consta de 5 elementos básicos que debes seguir si quieres mejorar la relación con tus clientes y ofrecerles un servicio de calidad. Se trata de la auditoría, objetivos, públicos, acciones y retroalimentación.

 

  1. Auditoria. El primer paso del plan de comunicación debe ser el análisis del entorno en el que se sitúa tu farmacia. Debes conocer al detalle tu organización, así como también hacer un estudio de la competencia y el posicionamiento que tienes frente a ella.

 

  1. Objetivos. El plan de comunicación de tu farmacia no tendría sentido si no se incluyen unas metas concretas. Los objetivos deben ser metas asequibles, medibles y creíbles. Por ejemplo, la presentación de un nuevo servicio o la promoción de un nuevo producto.

 

  1. Públicos. En este punto se entrará en detalle de cada público de la farmacia. Hay que separar claramente los públicos externos, entre los cuales se incluyen los clientes y los proveedores, y los internos, es decir, tus farmacéuticos, ya que una buena comunicación también se define a partir de la relación con los empleados.

 

  1. Acciones. Una vez concretados los objetivos y los públicos, debes definir cómo lo debes hacer. Es decir, decidir de qué quieres hablar, en qué canal se van a publicar los contenidos, en qué fechas… Además de revisar el impacto de tus publicaciones o reasignar tareas en el caso de que algún miembro de tu equipo se sienta desbordado con estas tareas.

 

  1. Evaluación y retroalimentación. El plan de comunicación no tiene una vigencia limitada. El análisis continuo es imprescindible para detectar nuevas necesidades y poder implementar nuevas acciones dirigidas a públicos diferentes. Indicadores como el ROI (retorno de la inversión) te indicará el beneficio que ha tenido para tu farmacia la puesta en marcha de las acciones y herramientas como Google Alerts y Google Analytics te dirán cómo han funcionado tus promociones en la página web, en caso de tener una.

 

La puesta en marcha del plan de comunicación te ayudará a cumplir con los objetivos que te has marcado a nivel empresarial. En próximos artículos iremos desgranando los elementos clave de una buena comunicación. La comunicación ha dejado de ser un elemento poco relevante para los negocios y es cada vez más importante para diferenciarse de los demás competidores.

Contenido relacionado