Historias de farmacia

Un farmacéutico en urgencias

Héctor Castro, farmacéutico comunitario y presidente del COF A Coruña, recuerda cuando ha tenido que acompañar a algún paciente a urgencias del hospital… con la bata puesta.

Un farmacéutico en urgencias
Mar, 11/01/2022
Comparte

Una situación que me ha tocado vivir en alguna ocasión es acabar en las urgencias del hospital acompañando a algún paciente, con la bata de la farmacia puesta. Hay situaciones, generalmente relacionadas con la toma de tensión, el mal uso o la confusión con un medicamento, o por algún incidente que ocurra dentro o cerca de la farmacia, que requieren una derivación rápida a urgencias o bien llamar a una ambulancia para que se haga cargo de un paciente. En situaciones graves, la urgencia hace que salgas acompañando a la persona… y te lleves la bata puesta. Acompañar a determinados pacientes a urgencias para poder ayudarles al explicar la situación que hayamos detectado, facilita el triaje y aporta más información al médico que atiende a la persona que acompañamos, y normalmente están muy agradecidos de tener esa información adicional que el farmacéutico pueda aportar. Eso sí, no deja de ser extraño verte con la bata y la identificación en urgencias, y que algún usuario se te acerque a hacerte alguna consulta. La primera vez te sientes muy raro. A la tercera, ya te acostumbras.

 

Descubre más:

Las 5 historias de farmacia más leídas de 2021 

Contenido relacionado

La sección “Historias de Farmacia” de TevaFarmacia contiene opiniones de terceros, ello no implica que Teva Pharma, S.L.U. (Teva) suscriba dichas opiniones. Por ello, Teva no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales.