El observador del mes

Alejandro de Anca: "El consejo farmacéutico debe ir más allá del mostrador"

Alejandro de Anca es titular de la Farmacia de Anca de Valladolid. El farmacéutico destaca la importancia de adaptar los servicios a los cambios sociales y a las necesidades deportivas.

Farmacia de Anca
Vie, 16/03/2018
Comparte

La Farmacia de Anca tiene una larga trayectoria de 40 años. Ha tenido diferentes titulares de farmacia y siempre en la misma ubicación y local. Alejandro de Anca es el titular de la farmacia desde el mes de abril de 2016. Desde entonces han introducido un cambio radical en la farmacia en cuanto a la gestión y forma de concebir el mercado farmacéutico y a los clientes.
 

Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuántos años hace que ejerces de farmacéutico? ¿Por qué decidiste ser farmacéutico?

Estudié la carrera de Farmacia en Salamanca y posteriormente cursé posgrados orientados a la industria farmacéutica, marketing farmacéutico y gestión en oficina de farmacia. Antes de ser titular de la Farmacia de Anca, trabajé en laboratorios y empresas afines para conocer algo que no estaba a mi alcance, el origen del medicamento y todo lo que le rodea. Ayudaba a un familiar cercano en su farmacia de Madrid. Hace 2 años que ejerzo como farmacéutico comunitario y 6 como farmacéutico en empresas del sector.

He tenido interés en la farmacia desde bien pequeño. He crecido viendo como mi padre se llevaba trabajo a casa siempre relacionado con la salud y el bienestar de los pacientes como primer fin. Ahora, desde mi posición defiendo la atención farmacéutica adaptada a la sociedad actual. La farmacia y su entorno ha evolucionado y esa perspectiva es la que impera en todas nuestras acciones.

 

¿Qué servicios ofrecéis en vuestra farmacia?

Creemos que el consejo farmacéutico debe ir más allá del mostrador. Trabajamos cada mes un taller enfocado en diferentes temáticas. Las últimas que hemos impartido han sido un taller de maquillaje, otro de primeros auxilios con la ayuda de una enfermera, charla de diabetes, de nutrición y etiquetas nutricionales. Además, asesoramos nutricionalmente al paciente.

Contamos con nutricionistas titulados que ayudan a comprender la importancia de buenos hábitos alimenticios también en el mundo del deporte a través de un servicio especial llamado Farma Runners.

Creo que las oficinas de farmacia deben de ser parte fundamental dentro de los consejos que han de recibir los deportistas.

En estas líneas, creamos un grupo para salir a correr entre dos y tres veces por semana con nuestros clientes con el objetivo de fomentar la actividad física. Nos organizamos para que todos de manera individual mejoremos y practiquemos deporte juntos como una pequeña familia, además de viajar juntos a carreras, celebrar navidades… Además de correr, incentivamos los suplementos deportivos en el caso de necesitarse y charlas con profesionales especializados, en temas específicos, como la recuperación, alimentación pre y post esfuerzo, etc.

 

¿Habéis participado en alguna de las dos ediciones del Premio TEVA? En caso negativo, ¿creéis que podríais presentar alguno de vuestros servicios a la tercera edición que tendrá lugar dentro de 2 años?

No, pero para nosotros será todo un honor presentarnos a las próximas ediciones que se organicen.

 

¿Qué herramientas de comunicación usáis con el paciente?

Utilizamos redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram además de WhatsApp para poder intercambiarnos mensajes más rápidos, además de las habituales llamadas telefónicas y correos.

 

Hemos visto que tenéis presencia en redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram). Háblanos un poco de ellas y de la importancia que tienen éstas para vuestra farmacia.

Tenemos presente que las redes sociales hoy en día son parte importante del paciente. Éstas tienen una gran importancia en la comunicación diaria que mantenemos con amigos y familiares, y desde el primer día creímos que era necesario adaptarnos a esa realidad.

Destaco también la importancia de los grupos de profesionales sanitarios que se agrupan con un objetivo común. Aquí se merece una mención JuntosXTuSalud.

Se trata de una iniciativa entre profesionales sanitarios (médicos, nutricionistas, farmacéuticos, enfermeros…), en la que tenemos el honor de estar involucrados, para atender al paciente oncológico y darle respuestas inmediatas con información y material especializado.

 

La Farmacia de Anca también dispone de un blog. ¿Qué tipo de contenidos compartís normalmente en esta plataforma?

En realidad, contamos con dos blogs: uno de ellos es el blog integrado en nuestra web Farmacia de Anca, en el que tratamos temas interesantes para el paciente. Y otro blog dirigido a profesionales del sector llamado La farmacia inquieta, en el que tratamos de manera subjetiva temas que pudieran ser interesantes desde el punto de vista de la gestión de la oficina de farmacia.

 

Vuestra farmacia ya dispone de una tienda online en la que ofrecéis varios productos. Cuéntanos qué tipos de productos vendéis y si tiene mucho tirón la tienda.

La tienda online ha sido nuestro gran reto en el 2017 y estamos muy orgullosos de lo que tenemos hasta la fecha. En este año 2018 tenemos previsto seguir trabajando para incluir más referencias y medicamentos EFP. El comercio online es un presente y no un futuro, y creo que es un acierto el hecho de al menos tener en cuenta esta opción en las farmacias.

 

¿Mantenéis una comunicación fluida con médicos? ¿Qué herramientas usáis para comunicaros con ellos?

Por supuesto. La participación multidisciplinar es vital para que el paciente tenga siempre la última información y más actualizada, y asegurar la adherencia al tratamiento. Principalmente nos comunicamos mediante teléfono o presencia física, y recientemente en Valladolid tenemos la posibilidad en aspectos de fallo por receta electrónica, de comunicarnos por e-mail con el centro de salud, para que se traslade al médico y así evitar que el paciente acuda a solventarlo.

 

¿Cuántas personas trabajan en vuestra farmacia?

En la actualidad somos un equipo de 4 personas. Lidia, una técnica en farmacia creativa, comunicadora y volcada en el paciente. Pedro, farmacéutico con gran conocimiento farmacológico, y Alejandra, farmacéutica inquieta por conocer más de productos y de la patología del paciente.

Contenido relacionado