Historias de farmacia

Estrella en Granada

Sebastián Martínez, titular de la Farmacia Traumatología de Granada explica algunas anécdotas curiosas de su farmacia.

Estrella en Granada
Mar, 13/11/2018
Comparte

La historia que voy a contar a continuación se centra en una visita ilustre que recibimos hace ya algún tiempo en la Farmacia Traumatología de Granada.

Una tarde-noche, pasadas las 21:30h, entró en nuestra farmacia una señora que iba poco arreglada, con las botas sucias y acompañada de dos niños. Los niños se quedaron jugando en nuestra zona infantil y ella nos pidió unas cremas para la cara y la piel además de otros productos. Ella fue muy amable en todo momento y le estuvimos asesorando sobre su tipo de piel. Al final se llevó la crema, el serum y el contorno de ojos, en los que se gastó algo más de 100€.

Al terminar la dispensación, le dijimos que disculpara la indiscreción, pero que no queríamos quedarnos con la intriga… y le preguntamos si era Estrella Morente. Nos dijo que sí, pero que no se lo dijéramos a nadie, porque ¡mira qué pinta llevaba…!

Nos dijo que cuando venía a Granada tenía que ir desaliñada y medio disfrazada, para que no la reconociese mucha gente por la calle, porque de lo contrario no le daba tiempo a realizar ni la mitad de las cosas que tenía programadas.

 

La Farmacia Traumatología dispone de página de Facebook y página web.

Contenido relacionado