El observador del mes

Paola González: “Al tener una farmacia de barrio, todos nos conocemos, somos una pequeña familia”

Paola González es farmacéutica de la Farmacia Repilado de Colmenar Viejo, Madrid. Hace 13 años que es farmacéutica y se dedica a esta profesión gracias al ojo clínico de su madre.

Paola González: “Al tener una farmacia de barrio, todos nos conocemos, somos una pequeña familia”
Mié, 16/05/2018
Comparte

La Farmacia Repilado es una farmacia de barrio de Colmenar Viejo, Madrid, que lleva abierta desde 1999 y siempre ha estado ubicada en la misma calle, la calle Miguel de Cervantes. En ella trabajan 9 personas, de los cuales 5 son farmacéuticos -uno de ellos es Paola González-, 2 técnicos y 2 auxiliares, uno de los cuales está terminando el grado de farmacia.
 

Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuántos años hace que ejerces de farmacéutico? ¿Por qué decidiste ser farmacéutica?
 

Soy farmacéutica desde el año 2005. Me decidí por la carrera de farmacia en el último momento. Yo quería estudiar Biología, pero mi madre, que siempre ha tenido más ojo, me convenció para estudiar farmacia porque decía que nunca me faltaría el trabajo. No sé si es verdad para todo el mundo, pero a mi no me ha faltado, y es una carrera que me encanta, así que como todas las madres tuvo razón.

Además de ser farmacéutica comunitaria en la Farmacia Repilado, también trabajo en SEFAC. En la asociación soy la coordinadora del grupo de dermatología.
 

¿Qué servicios ofrecéis en vuestra farmacia?
 

La Farmacia Repilado es una farmacia de barrio en la que todos nos conocemos y nos llamamos por nuestro nombre. Somos una pequeña familia, o por lo menos intentamos serlo. A nuestros pacientes y clientes les ofrecemos los siguientes servicios farmacéuticos: seguimiento a pacientes con riesgo cardiovascular y a pacientes con patologías dermatológicas a los que también les damos asesoramiento, seguimiento nutricional, seguimiento farmacoterapéutico, sistemas personalizados de dosificación (SPD), formulación magistral y programa de metadona.
 

¿Qué herramientas de comunicación usáis con el paciente?
 

Además de la comunicación cara a cara, nos apoyamos en la utilización de dípticos para completar la información o informes de los seguimientos que el paciente puede llevarse a casa para revisar las pautas que les indicamos.
 

Háblanos de la importancia que tienen las redes sociales para vuestra farmacia. En vuestra página de Facebook, por ejemplo, tenéis cerca de 500 seguidores.
 

Nuestra farmacia utiliza Facebook como un medio de difusión de consejos de salud y de algunos productos destacados disponibles en nuestra farmacia, como puede ser nuestra propia marca en dermocosmética. Además, próximamente pondremos a disposición de nuestros clientes nuestra nueva página web, que actualmente está en pruebas.
 

Tú eres bastante activa en Twitter, donde compartes acciones que hacéis desde la farmacia. ¿Qué te aportan las redes sociales?
 

Para mí las redes sociales es el espacio donde puedo encontrar noticias sobre el sector farmacéutico que muchas veces no me llegarían por otros medios, y en este caso Twitter me aporta mucho, ya que también puedo compartir contenido de mi interés que a mis seguidores les puede interesar.
 

¿Mantenéis una comunicación fluida con médicos? ¿Qué herramientas usáis para comunicaros con ellos?
 

Al trabajar en un pueblo como Colmenar Viejo, la comunicación con los médicos es más sencilla que en la ciudad. Aun siendo 50.000 habitantes, tenemos dos centros de salud, por lo que más o menos conocemos a todos los médicos. Por tanto, puedo decir que la comunicación es bastante fluida y rápida. Con ellos nos comunicamos normalmente por teléfono o en persona, en ocasiones con informes de derivación.

Contenido relacionado