Consejos de salud

Protege la salud cardiovascular de tus pacientes

El 29 de septiembre es el Día Mundial del Corazón. Desde la farmacia se pueden abordar los factores de riesgo y prevenir enfermedades cardiovasculares.

salud cardiovascular
Mar, 04/09/2018
Comparte

El próximo 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. La Oficina de Farmacia es un lugar clave para informar y educar a los pacientes sobre múltiples aspectos de su salud; entre ellos, el cuidado del corazón, cuya base es una alimentación saludable, el descanso y el ejercicio físico.

En general, pero sobre todo durante el seguimiento farmacoterapéutico de personas con enfermedades cardiovasculares o con riesgo de sufrirlas, es esencial que el paciente, además de una adherencia al tratamiento adecuada, siga las bases de un estilo de vida saludable.
 

Actividad física regular

No hace falta ir al gimnasio ni correr una maratón. Puedes sugerir al paciente que incorpore actividades físicas en su vida diaria de forma gradual: por ejemplo, subir escaleras en lugar de coger el ascensor, aparcar lejos o bajar del bus una parada antes, aprovechar la pausa del mediodía para dar un paseo.

Un corazón saludable requiere al menos 2 horas y media de ejercicio moderado a la semana o 75 minutos de ejercicio intenso a la semana (o una combinación de ambos); o, idealmente, al menos 45 minutos de caminata al día. Se debe tener en cuenta la condición clínica del paciente, su edad y su estilo de vida.
 

Alimentación saludable

Muchas Oficinas de Farmacia ofrecen asesoramiento sobre nutrición. En casos de riesgo cardiovascular, es conveniente explicar al paciente la diferencia entre el colesterol de alta densidad y el de baja densidad, recordándole en qué tipo de alimentos se encuentra cada uno para favorecer el primero y reducir el segundo.

Un corazón saludable requiere al menos 2 horas y media de ejercicio moderado a la semana o 75 minutos de ejercicio intenso a la semana

Los pacientes con algún factor de riesgo deben tener presente la lista de alimentos a evitar (alimentos azucarados, pastelería, patatas fritas y carnes procesadas, etc.) y de alimentos a favorecer (granos integrales, aceites vegetales, frutas ricas en fibra, pescados grasos, aguacates y frutos secos).
 

Control de la presión arterial

La hipertensión arterial es un problema común en la población y afecta al 42,6% de la población adulta (≥18 años) en España. [1] Los pacientes que lleven un seguimiento de la presión arterial en la Oficina de Farmacia deben tener presentes pautas de vida saludable para controlarla, como perder peso en caso de sobrepeso, hacer más ejercicio, limitar la ingesta de sal y de alcohol y dejar de fumar.
 

Mantener un peso adecuado

La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. Un índice de masa corporal alto está asociado con un mayor riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Perder entre un 3 y un 5% del peso corporal puede conllevar unos resultados clínicos favorables en las personas con obesidad o sobrepeso con otros factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo o la hipertensión. [2]
 

Control de la glucosa

Entre los factores de riesgo cardiovascular hay que incluir, además de la diabetes, el nivel de azúcar en sangre. El hecho de tener diabetes multiplica por entre 2 y 4 veces el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular [2], por lo que mantener un nivel adecuado de azúcar en la sangre es crucial.

Los pacientes con algún factor de riesgo deben evitar el consumo de alimentos azucarados, patatas fritas y carnes procesadas y favorecer el consumo de frutas ricas en fibra y pescados grasos

Desde la Oficina de Farmacia se puede asesorar a los pacientes que lleven un seguimiento de diabetes sobre cómo reducir su impacto y medir la glucosa. Una alimentación saludable, el control del peso y la adherencia al tratamiento farmacológico son puntos clave.
 

Dejar de fumar

La deshabituación tabáquica puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular e infarto, además de ayudar a prevenir otras enfermedades. Los resultados son casi inmediatos: al dejar de fumar, el riesgo de infarto se reduce en tan sólo unos días [3]. Las farmacias comunitarias tienen la capacidad de detectar a los pacientes fumadores y acompañarles en el proceso de cesación tabáquica.
 

Referencias

[1] Revista Española de Cardiología. Prevalencia, diagnóstico, tratamiento y control de la hipertensión arterial en España. Disponible en: http://www.revespcardiol.org/es/prevalencia-diagnostico-tratamiento-control-hipertension/articulo/90453753/

[2] Fundación para la Diabetes. Diabetes y enfermedad cardiovascular. Disponible en: http://www.fundaciondiabetes.org/general/articulo/199/diabetes-y-enfermedad-cardiovascular

[3] American Heart Association. Make the Effort to Prevent Heart Disease with Life’s Simple 7. Disponible en: http://www.heart.org/HEARTORG/HealthyLiving/Make-the-Effort-to-Prevent-Heart-Disease-with-Lifes-Simple-7_UCM_443750_Article.jsp#.WzDMkaczaUk

Contenido relacionado