Consejos de salud

El abordaje de la tos desde la farmacia

La tos es un mecanismo de defensa del organismo que protege las vías respiratorias de cuerpos extraños o nocivos.

El abordaje de la tos desde la farmacia
Mié, 14/02/2018
Comparte

No obstante, si la tos es excesiva, y especialmente en el contexto de algunas enfermedades como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el reflujo gastroesofágico o la rinosinusitis, puede ser perjudicial para las vías aéreas y rebajan notablemente la calidad de vida de las personas que la padecen.

Aunque el paciente normalmente la asocia a un resfriado, gripe o enfermedad pulmonar, no siempre es así, y en cualquier caso es importante saber diferenciar el tipo de tos para facilitar la indicación farmacéutica o derivar al paciente al médico, si los síntomas se mantienen en el tiempo o son de gravedad.

La tos puede ser aguda (cuando dura menos de 3 semanas), subaguda (de 3 a 8 semanas) o crónica (más de 8 semanas); puede presentarse en forma de espasmos o acompañada de ruidos respiratorios y suele diferenciarse en tos seca y tos productiva, según los elementos que la contengan.

Cómo reconocer la tos seca

La tos seca es la que se produce cuando sólo se expulsa aire y no hay producción de moco o flema. Se produce principalmente por una irritación de la garganta o de las vías respiratorias superiores, y es la que suele producirse durante los primeros días de una infección viral como la gripe, los resfriados, u otras enfermedades pulmonares, así como irritantes como el polvo o el tabaco y algunas alergias.

Suele durar más que la tos productiva, su sonido es más fuerte, “seco”, puede empeorar o provocar dolor de garganta y también puede producirse por otras causas:

  • Ciertos medicamentos, como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina para la hipertensión, los beta-bloqueantes, los corticoides inhalados
  • La insuficiencia cardíaca también puede provocar tos seca, debido a la falta de oxígeno
  • La presencia de agentes extraños (polvo, gases…)
  • Problemas emocionales y psicológicos (tos psicogénica)

Cómo reconocer la tos productiva

En la tos productiva, en cambio, se expulsa aire acompañado de moco o flema (expectoración), y esto ayuda a despejar las vías respiratorias y a eliminar microbios y partículas. Puede producirse como evolución de la tos seca en procesos virales que afecten a las vías respiratorias superiores, o como consecuencia de enfermedades infecciosas agudas y crónicas de las vías respiratorias inferiores (bronquios, pulmones…). Este tipo de tos también puede:

  • Provocar dolor en el pecho o sensación de opresión a causa de la infección y mucosidad
  • Empeorar por las mañanas (ya que durante el sueño no se ha expulsado mucosidad)
  • Estar acompañada de fiebre o malestar general debido a la infección
  • Sonidos al respirar o toser

Reconocer el tipo de tos es importante para un correcto enfoque terapéutico desde la farmacia: la tos seca, al carecer de interés fisiológico, puede combatirse con antitusivos, mientras que expectorantes y mucolíticos son adecuados para la tos productiva, aunque siempre que exista sospecha de algún problema más grave debe derivarse al paciente al médico.

¿Cómo combatir la tos?                                           

Además del tratamiento farmacológico más adecuado, puedes aconsejar a tu paciente algunas recomendaciones básicas para aliviar los síntomas:

  • Evitar la exposición a ambientes demasiado secos. Es recomendable utilizar un humidificador en casa y evitar aires acondicionados
  • No fumar ni exponerse al humo del tabaco o a ambientes muy contaminados
  • Aumentar la ingesta de líquidos, que facilitarán la formación y liberación de moco
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura

Algunos alimentos como la miel ejercen una acción protectora de la mucosa faríngea, aliviando la irritación que produce la tos

Contenido relacionado