Consejos de salud

7 consejos para dormir mejor

Dormir es una de las actividades vitales más importantes, pero esta se puede ver afectada por varios aspectos.

7 consejos para dormir mejor
Mié, 08/11/2017
Comparte

Los cambios meteorológicos, como la disminución de la temperatura y de horas de sol, además de la lluvia, afectan directamente a la sensibilidad de las personas. Es lo que se conoce como trastorno afectivo estacional (TAE).

Durante períodos del año con pocas horas de luz, muchos pacientes de tu farmacia pueden sufrir alteraciones en el estado de ánimo acompañadas también de trastornos del sueño. Este trastorno es padecido por el 20-30% de los españoles.

Para evitar que esto se agrave es fundamental que detectes si existe algún factor precipitante para recomendar a tu paciente que adopte una serie de medidas enfocadas a tener un descanso de calidad.

Con este objetivo, te ofrecemos 7 recomendaciones para que ayudes a tus pacientes a gestionar mejor aquellos efectos que pueden poner en riesgo la calidad de su sueño y salud. Éstas son medidas ideales que, dependiendo de la situación familiar de tu paciente, podrá adoptar en mayor o menor medida.

  1. Realizar actividad física diaria. El ejercicio físico ayuda a fortalecer tu cuerpo y eliminar tensiones. Por ejemplo, correr o nadar un rato después del trabajo y una ducha relajante facilitarán la calidad del descanso.
  2. Eliminar el consumo de cafés, tés o refrescos estimulantes a partir de mediodía. El alto nivel de cafeína que tienen estas bebidas dificulta una calidad óptima del sueño.
  3. Seguir una dieta equilibrada y evitar cenas copiosas que dificulten la digestión. Es mejor cenar ligero y, como mínimo, dos horas antes de ir a dormir.
  4. Tomar un complemento alimenticio específico, como una ayuda puntual. Los productos con melatonina, una hormona presente de manera natural en el organismo, pueden ayudar a reestablecer el equilibrio cuando hay una alteración del sueño. 
  5. Leer, hacer yoga o escuchar música antes de dormir ayudará a desconectar de la rutina. Para ello, hay que evitar también el uso del móvil u ordenador en la cama.
  6. Regular la luz: es esencial que la habitación esté a oscuras para inducir mejor a un estado de relajamiento y somnolencia. La exposición a luz artificial no ayuda a regular el ciclo natural del sueño.
  7. Mantener un horario regular de sueño. Irse a dormir muy tarde reduce la calidad del sueño. Por eso, es aconsejable fijar unos horarios para ir a dormir siempre a la misma hora.

Si no se gestiona bien la falta de sueño, ésta puede afectar al rendimiento laboral, así como incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, la falta de sueño contribuye a alimentar estados de irritabilidad, depresión y ansiedad.

Contenido relacionado