Gestión

Más allá de la dispensación de medicamentos de prescripción en farmacia

De acuerdo con datos del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT), más del 50% de los pacientes crónicos incumplen su tratamiento farmacológico.

Más allá de la dispensación de medicamentos de prescripción en farmacia
Jue, 18/01/2018
Comparte

De acuerdo con datos del Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) de mayo de 2017, más del 50% de los pacientes crónicos incumplen su tratamiento farmacológico: no toman sus medicamentos o no los toman como fueron prescritos, y eso sin tener en cuenta las recomendaciones dietéticas y de hábitos saludables.

Esta falta de adherencia es perjudicial para el propio paciente y para el sistema de salud: sólo en España, tiene un coste de 11.250 millones de euros anuales y contribuye a unas 18.400 muertes prematuras al año. Aunque en muchos casos no es intencionada –complejidad del tratamiento, olvidos...-, en otros, las creencias y expectativas del paciente respecto a su enfermedad, los posibles efectos adversos y la evolución influencian el seguimiento del tratamiento.

Sabías que…

1 de cada 3 pacientes no retira la medicación prescrita

1 de cada 2 pacientes olvida tomar su medicación

3 de cada 10 pacientes dejan de tomar la medicación una vez iniciado el tratamiento

1 de cada 4 pacientes toma una dosis menor de la que les ha prescrito su médico

El farmacéutico comunitario, por ser el profesional de la salud más accesible y cercano al paciente, tiene un papel clave a la hora de detectar, prevenir y abordar la falta de adherencia terapéutica y debe hacer partícipe al paciente de su medicación, de modo que siga las recomendaciones médicas y los hábitos adecuados para lograr una respuesta satisfactoria al tratamiento, así como procurar que esté informado sobre su enfermedad y tratamiento.

El servicio de adherencia terapéutica es uno de los más importantes que puede proporcionar la farmacia para mejorar la salud de la población y contribuir a la sostenibilidad del sistema de salud, y se centra en detectar al paciente con problemas de adherencia y corregir este hecho.

Ante un paciente no adherente, es importante realizar una entrevista de evaluación que determine el tipo de falta de adherencia y diseñar una intervención adecuada: si la falta de adherencia no es intencionada, se puede recomendar al paciente el uso de Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD) o el uso de apps móviles como recordatorio. 

Si por el contrario es intencionada, es importante averiguar cuál es la motivación o creencias que llevan al paciente a incumplir su tratamiento e informar sobre la importancia del cumplimiento terapéutico y los riesgos asociados a esas malas prácticas.

5 pilares estratégicos

El Plan de Adherencia al Tratamiento impulsado por la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria) propone, además, 5 grandes pilares estratégicos que implican a todos los agentes sanitarios y pueden integrarse en una estrategia o plan nacional de salud para mejorar de forma coordinada los niveles de adherencia de los pacientes:

  1. Concienciar a la población sobre la importancia de la adherencia
  2. Establecer un programa de adherencia terapéutica en todo el sistema de salud
  3. Reducir la complejidad del régimen terapéutico
  4. Incrementar la autogestión y empoderamiento del paciente con el apoyo de las asociaciones de pacientes y de las nuevas tecnologías
  5. Implementar un sistema de información del cumplimiento terapéutico.

Aunque el problema de la falta de adherencia de los pacientes requiere de un enfoque multidisciplinar y coordinado más allá de los servicios de seguimiento o adherencia terapéutica de las farmacias, éstos son por si solos una buena herramienta de ayuda para hacer frente a este problema.

Contenido relacionado