Historias de farmacia

Una pastilla azul

Carmen Edrosa es farmacéutica en la Farmacia Leyre de la Iglesia, Madrid. De origen cubano, llegó a España hace 15 años y empezó a trabajar en la farmacia comunitaria en 2009. Recuerda algunas de las anécdotas que vivió en aquellos inicios tras el mostrador.

Historias de Farmacia Carmen Edrosa Pastilla Azul
Mié, 04/09/2019
Comparte

A los latinoamericanos muchas veces les ayudo en la farmacia: hablamos el mismo idioma, pero usamos distintas palabras. Por ejemplo, el paracetamol en América en general es acetaminofen. En ocasiones vienen pidiendo un medicamento que en Venezuela se llama de una manera pero aquí no, pero buscas el principio activo y ya está. También a veces la gente entra pidiendo ‘una curita’: cuando viene alguien que pide ‘una curita’ mi compañera no se da cuenta de qué es, y yo le digo que es una tirita.

Una de las primeras anécdotas que tuve fue una señora mayor que me pidió ‘una pastilla azul para el dolor’. ¡Yo no tenía ni idea del color de las pastillas!  Y la ‘pastilla azul’ la gente la asocia a otra cosa… Preguntando con el equipo al final supimos que era naproxeno, nunca se me olvidará. Que me digan ‘una pastilla azul para el dolor de cabeza’…

En otra ocasión un hombre entró pidiendo un enema, y me decía que él se lo tragaba. Por más que le intentaba decir que ésa no era la vía adecuada… No entendía que no…

Contenido relacionado