Historias de farmacia

Pegamentos dentales

La farmacéutica Irene González nos explica una anécdota sobre una paciente muy insistente para que le dispensaran un pegamento dental, aunque el que reclamaba no era para dientes.

Pegamentos dentales
Mar, 21/07/2020
Comparte

La verdad es que no he tenido mucha suerte con respecto a situaciones graciosas o embarazosas en la farmacia. Personalmente, nunca me ha ocurrido nada más raro que confundirme y preguntarle a una clienta si está embarazada cuando realmente no lo está. Pero recuerdo claramente una historia que le pasó a una compañera que todavía recordamos con humor en la farmacia.

La paciente es una señora mayor, clienta de toda la vida de la farmacia, una mujer cariñosa, amable y muy alegre. La típica mujer que vive sola y que sólo sale a comprar y a la farmacia.

Cada vez que entra en la farmacia nos halaga con miles de cumplidos por cómo la tratamos. Para no hacer pública su identidad, la vamos a llamar María. Una mañana aparece como cada semana a por su medicación, mi compañera, como siempre, se la dispensa y, cuando va a terminar, le dice:

  • Cariño, ahora cuando puedas me das uno de estos para los dientes (en el mostrador deja un bote de pegamento Imedio).
  • Mi compañera observa el bote y le dice: Doña María, se ha confundido y me ha traído otra cosa. Esto es pegamento.
  • Doña María le responde: Sí, lo sé, cariño. Este me ha ido genial para la dentadura, desde que lo estoy utilizando no se me despega nada.
  • A lo que mi compañera responde: Pero María, esto no lo puede usar para la boca. Es tóxico y debes usar otros productos adaptados para ello.
  • Doña María: Pero cariño, venga, dame un bote de estos, que sé que los tienes por ahí, que lo he comprado antes aquí. Tu dame uno de estos que me van muy bien.

Tras mucho discutir, mi compañera consigue disuadirla de su idea y le ofrece un pegamento dental de los que tenemos en la farmacia.

Doña María se fue poco convencida pero, a día de hoy, no ha vuelto a utilizar el pegamento Imedio para pegar su dentadura. Utiliza uno de la farmacia y sin problemas, por el momento. Fue un momento complicado, pero nos reímos mucho de la situación. Todavía lo recordamos con una gran sonrisa. María decía que ninguno le había pegado tan bien.

Puedes seguir a Irene González, Boticonsejo, en Twitter y Facebook.

Contenido relacionado