Historias de farmacia

Escenas de madrugada

Susi Martínez, @Susitravel, tiene una serie de anécdotas que llaman mucho la atención, aunque las más insólitas suceden bien entrada la noche…

Escenas de madrugada
Mar, 16/06/2020
Comparte

Las mejores mías son de guardia, como cuando a las 3 de la mañana abrí el guardiero y me encontré el poyete blanco entero porque tres chavales habían decidido que era el sitio perfecto para repartir la droga. Ya te ves a la pobre que había tocado el timbre (a por un biberón. ¿Quién no ha vendido un biberón de madrugada?) contándome lo que necesitaba mientras yo reñía (desde la seguridad de estar encerrada, claro) a los chicos. El que parecía que llevaba la voz cantante me dijo, todo lo serio que se lo permitía su estado: “No es lo que parece, es que el gelocatil es demasiado grande para tragárselo y lo trituramos”.

Puedes seguir a Susi Martínez en Twitter.

Contenido relacionado