Noticias

Qué hacer en la farmacia ante el coronavirus

¿Qué medidas de prevención debe tomar la farmacia comunitaria ante el brote de SARS-CoV-2? ¿Cuándo y cómo debe actuar la oficina de farmacia ante una sospecha de COVID-19?

Qué hacer en la farmacia ante el coronavirus
Lun, 16/03/2020
Comparte

El SARS-CoV-2 es un nuevo coronavirus que nunca antes se había encontrado en el ser humano [1]. Los coronavirus son una familia de virus que pueden provocar afecciones como son los resfriados comunes. El SARS-CoV-2 pertenece a esta familia de virus, pero en su caso reviste más gravedad al provocar la enfermedad a la que se ha llamado COVID-19, caracterizada por fiebre, tos y dificultad para respirar, y que puede llegar a provocar en los casos más graves síndrome respiratorio agudo severo o neumonía [1].

La farmacia se ha convertido en uno de los principales puntos de información para aquellas personas que tienen preocupaciones relacionadas con la salud o buscan información fiable [2]. Ello, a su vez, puede conllevar la exposición del farmacéutico y la farmacia a este nuevo coronavirus, lo que requiere una serie de prevenciones.

 

Prevención desde la oficina de farmacia

La Federación Farmacéutica Internacional (FIP) recuerda que, al estar expuestos a la población en primera línea, los farmacéuticos también deben tomar medidas de precaución y protegerse [2]. Por su lado, el CGCOF ha añadido en su guía de actuación algunas pautas para el farmacéutico comunitario [3]:

  1. Desinfectar el mostrador y las superficies de riesgo, cada media hora aproximadamente. Una de las fórmulas más efectivas es la disolución de clorhexidina 5% en etanol al 70%.
  2. Lavado de manos frecuente, así como el uso de guantes desechables.
  3. Mantener una distancia prudente de un metro tanto con los pacientes como entre el personal de farmacia. Se podría marcar con cintas de señalización en el suelo.
  4. Tener un espacio reservado en la botica para poder trasladar a una persona sospechosa.
  5. Restringir actividades de mayor riesgo como toma de tensión arterial y otros servicios farmacéuticos que no sean indispensables. En todo caso, extremar la protección individual.
  6. Reservar mascarillas para pacientes de alto riesgo, como inmunodeprimidos.
  7. Mandar un mensaje tranquilizador a los usuarios.

Por otro lado, algunos farmacéuticos como @roi_cal han compartido por su cuenta de Twitter algunas recomendaciones para el equipo de farmacia:

Si alguna persona del equipo de farmacia presenta síntomas, debe regresar a casa y llamar al teléfono de las autoridades sanitarias.

También se han incluido algunas acciones que se pueden llevar a cabo desde la farmacia [2]:

  • Campaña sanitaria a través de carteles, folletos, sitios web, alertas en aplicaciones, etc. sobre higiene de manos, respiratoria, correcto uso de mascarillas...
  • Disponer de un documento con preguntas y respuestas frecuentes sobre el virus.
  • Realizar cursos online sobre prevención de la enfermedad, como el impartido por la plataforma Saluslife. También el CGCOF ha lanzado recientemente un curso online y gratuito sobre el SARS-CoV-2 para colegiados, con el objetivo de que puedan ofrecer más información a los pacientes. Por su parte, la FIP ha difundido un curso en vídeo con información sobre cómo la farmacia puede ayudar ante la situación actual:

 

Consejo de farmacia para el paciente

Desde la farmacia, también se pueden ofrecer medidas preventivas para los pacientes:

  • Lavarse las manos frecuentemente, ya que es una de las principales vías de transmisión de agentes infecciosos.
    • Taparse boca y nariz al toser o estornudar con el codo o con un pañuelo. Acto seguido, lavarse las manos con desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón [4].
    • Si hay síntomas respiratorios, evitar el contacto cercano con otras personas (un metro aproximadamente).
    • Evitar asistir a grandes reuniones y concentraciones en espacios cerrados.
    • Usar pañuelos desechables.
    • Evitar tocarse ojos, nariz o boca antes de lavarse las manos.

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad español ha compartido material divulgativo en su web, tanto para la población como para el personal sanitario.

 

Cuándo y cómo actuar

Es importante que las farmacias sigan las directrices y recomendaciones de las autoridades sanitarias publicadas en los documentos oficiales. Los boticarios también pueden derivar a los pacientes con sintomatología a los teléfonos de asistencia habilitados por las autoridades [3]. Es importante informarse sobre el teléfono habilitado en cada caso de manera que no se sature el teléfono de emergencias 112, que no es el habilitado para informarse ni para casos leves.

En este sentido, la FIP ha creado un árbol de decisiones para que los farmacéuticos comunitarios puedan asesorar correctamente a los pacientes que buscan resolver sus dudas. Cabe destacar que, en cualquier caso, la farmacia debe trasladar un mensaje de tranquilidad a la población. Después, se deben tener en cuenta si se da alguna (o más de una) circunstancia de este tipo en el paciente [2]:

  • Presenta síntomas (fiebre, tos, disnea).
  • Ha tenido contacto con personas infectadas o posiblemente infectadas.
  • Ha viajado a zonas afectadas.

Si se dan estos tres factores a la vez, la farmacia debe…

  • Trasladar un mensaje de tranquilidad
  • Informar sobre la posibilidad de que exista un riesgo por Covid-19
  • Informar sobre el procedimiento de aislamiento, diagnóstico y tratamiento
  • Contactar con las autoridades sanitarias, llamando al teléfono establecido por las autoridades sanitarias de la comunidad autónoma.
  • Recordar las medidas de prevención
  • Asesoramiento basado en las informaciones que proporcionan fuentes fiables

Si la persona presenta síntomas (fiebre, tos o dificultades respiratorias), pero no ha viajado a zonas afectadas recientemente o no ha estado en contacto con individuos infectados, es poco probable que la persona tenga el coronavirus. En estos casos, el farmacéutico puede destacar las medidas preventivas y asesorar mediante campañas sanitarias.

Otro caso puede darse cuando un individuo no presenta síntomas, pero ha viajado recientemente a zonas afectadas y/o ha tenido un posible contacto con personas infectadas. Entonces, cabe recordar que puede existir riesgo de infección, por lo que es importante rastrear el historial de contactos y recordar las indicaciones de las autoridades sanitarias. Si durante los 14 días aparecen síntomas, hay que contactar con el número establecido por las autoridades.

En cambio, si la persona no presenta síntomas, no ha viajado recientemente a zonas afectadas ni hay antecedentes de contacto con otros infectados, el farmacéutico puede recordar las medidas preventivas y las instrucciones dictadas por las autoridades, tranquilizando al paciente.

Casos y recomendaciones ante sospechas de COVID-19 en la farmacia

Referencia

[1] Coronavirus. Organización Mundial de la Salud (OMS). Disponible en: https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus/coronavirus [Acceso: 12/03/2020]

[2] ¿Cómo debe actual el farmacéutico ante una sospecha de coronavirus? (2020). Diario Farma. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2020/02/09/como-debe-actuar-el-farmaceutico-ante-una-sospecha-de-coronavirus [Acceso: 12/03/2020]

[3] Procedimiento de actuación en la farmacia comunitaria en casos de infección por COVID-19. (2020) CGCOF. Disponible en:  https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/Asesoramiento-salud-publica/infeccion-coronavirus-2019-nCoV/Documents/Procedimiento-actuacion-farmacia-comunitaria-infeccion-covid19.pdf [Acceso: 12/03/2020]

[4] Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19): orientaciones para el público. Organización Mundial de la Salud. Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public [Acceso en: 12/03/2020]

Contenido relacionado