Consejos de salud

La farmacia puede ayudar a bajar de peso

Muchas personas acuden a la farmacia para bajar de peso, ya sea por un motivo estético o para mejorar la salud. La botica, como agente de salud, puede ofrecer consejos cualificados sobre nutrición.

La farmacia puede ayudar a bajar de peso
Mar, 11/02/2020
Comparte

En España, según la Encuesta Nacional de Salud de 2017, un 44% de hombres y un 30% de mujeres padecen sobrepeso [1]. Esta situación puede comportar ciertos riesgos de salud como el desarrollo de diabetes, hipertensión y enfermedad cardíaca, entre otros [2]. La farmacia, gracias a la cercanía del profesional, puede ofrecer consejos en materia de nutrición con el objetivo de fomentar y promover hábitos saludables de alimentación.

 

Qué puede hacer el farmacéutico para ayudar a perder peso

Desde la botica se puede ofrecer sugerencias nutricionales en relación al tratamiento farmacológico y la interacción fármaco-nutriente, es decir, ofrecer educación sanitaria. Por ejemplo, aquellos pacientes que deban tomar anticoagulantes, deberían controlar la ingesta de vegetales de hoja verde, ya que la vitamina K presente en estos alimentos disminuye la eficacia del fármaco. O aquellas personas hipertensas deberían reducir el aporte de sal en las comidas [3].

 

Consejos para perder peso desde la farmacia

No obstante, la oficina de farmacia también puede dar algunos consejos para cambiar los hábitos de vida de nuestros pacientes por unos más saludables:

 

  • Los horarios

Seguir unos horarios puede ser de gran ayuda para no saltarse ninguna comida y evitar comer de más en la próxima para compensarlo. En el caso del hambre entre horas, se debe optar por algún refrigerio saludable como frutas, yogurt o un puñado de frutos secos en pequeña cantidad [3].

 

  • Las cantidades, cocinados y tratamientos culinarios

Comer más despacio, cocinar al vapor o al horno en lugar de frito o consumir en pequeñas cantidades aquellos alimentos calóricamente altos como los frutos secos son algunos de los consejos que se pueden seguir [2].

 

  • La planificación

Establecer una lista cerrada con alimentos imprescindibles que deben estar en el carrito de la compra puede ser de gran ayuda para cambiar el estilo de vida hacia uno más saludable. Algunos alimentos que no pueden faltar son frutas y verduras frescas, productos integrales o productos proteicos bajos en grasas. Otra recomendación es habituarse a consultar los datos nutricionales que aparecen en las etiquetas de los productos para ser conscientes en todo momento de lo que nuestro cuerpo consume [4].

 

  • Actividad física

Los expertos en nutrición recomiendan un mínimo de 30 minutos al día de ejercicio físico. Los beneficios de la actividad física sobre todos los aspectos relativos a la salud son extensamente conocidos: mejora la circulación, libera las “hormonas de la felicidad” (las endorfinas), quema calorías… [2] Cambios tan simples como subir las escaleras en lugar de usar el ascensor o bajar del autobús una parada antes contribuirán a mejorar el estado global de salud.

 

  • Suplementación

Por último, se puede recomendar algunos complementos para ayudar a perder peso más rápidamente. Es fundamental que en todo caso sea el profesional sanitario el que aconseje el consumo de éstos [5].

 

Servicio nutricional en la farmacia

Actualmente, hay cerca de 4000 farmacéuticos en España que disponen de la doble titulación en farmacia y nutrición [3]. En estos casos, el profesional especializado en este terreno está capacitado para ofrecer un tratamiento y crear una pauta nutricional para aquel paciente que quiera perder peso.

El tratamiento incluye una valoración del paciente en profundidad (medidas antropométricas, cuestionario…) y un seguimiento periódico durante un tiempo, para garantizar la adherencia [3].

Seguir una dieta sin la supervisión de un profesional puede conllevar ciertos riesgos para la salud, además de una desmotivación por no ver resultados o encontrarse con el “efecto rebote”.

Consulta nuestra infografía con consejos sobre hábitos alimentarios.

 

Referencias

[1] Determinantes de salud (sobrepeso, consumo de fruta y verdura, tipo de lactancia, actividad física). (2017) Instituto Nacional de Estadística. Disponible en: https://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259926457058&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios%2FPYSLayout&param1=PYSDetalle&param3=1259924822888  [Acceso: 10/01/2020]

[2] Cómo mejorar su salud: consejos para adultos. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/mejorar-salud-consejos-adultos [Acceso: 10/01/2020]

[3] ¿Puede ponerte a dieta tu farmacéutico? ¿Y tu médico? (2019). El País. Disponible en: https://elpais.com/elpais/2019/09/20/buenavida/1568965153_878792.html [Acceso: 21/01/2020]

[4] La nutrición y la pérdida de peso: mitos y verdades. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/nutricion-perdida-peso-mitos-verdades#actividad [Acceso: 10/01/2020]

[5] Nueva guía para ayudar a adelgazar con salud (2019). Correo Farmacéutico. Disponible en: https://www.correofarmaceutico.com/autocuidado/nueva-guia-para-ayudar-a-adelgazar-con-salud.html [Acceso: 10/01/2020]

Contenido relacionado