Consejos de salud

La diarrea en vacaciones: cómo abordarla

El verano y los viajes trastocan muchos hábitos y la diarrea puede ser una de sus consecuencias indeseadas. Estos son algunos consejos que se pueden dar desde la oficina de farmacia.

La diarrea en vacaciones: cómo abordarla
Mié, 10/07/2019
Comparte

Las diarreas suelen ser un problema habitual en verano, ya que el calor, el tipo de agua, los viajes y comer fuera de casa aumentan el riesgo de intoxicaciones alimentarias [1]. La diarrea es un trastorno intestinal frecuente que se da cuando hay más deposiciones de lo habitual y éstas son demasiado líquidas o voluminosas [2].

El cambio de hábitos y temperaturas hacen que sea especialmente importante vigilar nuestro bienestar. Algunas medidas como modificar elementos de la dieta, vigilar la higiene o cuidar la hidratación pueden ayudar a prevenir los casos leves de diarrea.

 

Señales de alerta sobre la diarrea

La conocida como diarrea aguda es aquella que aparece de repente y dura menos de dos semanas. Si, por el contrario, dura más tiempo, podemos encontrarnos ante el caso de una diarrea prolongada (más de dos semanas) o diarrea crónica (más de cuatro semanas). [3]

Una diarrea puede llevar a otras complicaciones, especialmente si se alarga en el tiempo. Hay algunas señales que deben alertarnos y, si las detectamos, es necesario acudir al médico: [3]

  • Fiebre alta (>38˚C) y persistente
  • Sangre, moco o pus en las deposiciones
  • Dolor abdominal fijo
  • Diarrea que dure más de 3 días
  • Que empeoren los síntomas

 

Cuidado con la deshidratación

La pérdida de agua puede ser uno de los peligros de la diarrea, que puede ser más grave en períodos de mucho calor, especialmente para niños y gente mayor. Si se detectan signos como sed, menor frecuencia para orinar, piel seca, fatiga o color en la orina más intenso, podríamos estar frente a un caso de deshidratación [2].

En el caso de deshidratación en una diarrea, algunas de las recomendaciones principales son: [3][4]

 

Dieta y salud intestinal

Cuando se sufre de diarrea, es importante seguir ciertas pautas en la alimentación para reducir sus síntomas y mantener una hidratación y nutrición adecuadas. Algunos alimentos a evitar hasta unos días después de haber tenido diarrea incluyen: [2][3]

  • Leche y sus derivados
  • Alimentos ricos en fibra
  • Carne grasa
  • Refrescos, alcohol y bebidas con cacao o cafeína
  • Fritos
  • Comida picante

Para facilitar la digestión, también es recomendable hacer reposo gástrico durante las primeras horas y no tomar comidas pesadas. Los alimentos astringentes, como el arroz blanco, carne o pescado hervido o la manzana, son otra de las recomendaciones habituales [2].

La higiene es también fundamental, especialmente para prevenir el contagio de la diarrea. Todas las personas del entorno del afectado deberían procurar lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño y antes de las comidas. También se debe procurar evitar que la persona enferma prepare la comida [3].

Consulta aquí nuestra infografía sobre cómo cortar con la diarrea en vacaciones.

Referencias

[1] Trastornos intestinales, un clásico del verano. El Periódico de la Farmacia (2014). Disponible en: http://www.elperiodicodelafarmacia.com/articulo/enfermedades-y-trastornos/trastornos-intestinales-clasico-verano/20140624112311003289.html [Acceso: 31/05/2019]

[2] Vilaplana, M. Consejo farmacéutico ante la diarrea. Offarm (2002). Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-consejo-farmaceutico-ante-diarrea-13035872 [Acceso: 31/05/2019]

[3] Villén, N. Diarrea aguda. Col·legi de Farmacèutics de Barcelona. Disponible en: https://www.farmaceuticonline.com/es/familia/670-diarrea-aguda?showall=1 [Acceso: 31/05/2019]

[4] Diarrea aguda. Servicio Galego de Saúde (2010). Disponible en: https://www.sergas.es/cas/documentaciontecnica/docs/consejossalud2/diarrea.htm [Acceso: 31/05/2019]

 

Contenido relacionado