Consejos de salud

El cuidado de la piel del bebé en la farmacia

El cuidado de la piel del bebé es una parte importante de la atención a su bienestar. Desde la farmacia comunitaria se puede ofrecer asesoramiento para tratar y prevenir las irritaciones de la piel más frecuentes.

Mié, 23/09/2020
Comparte

Las irritaciones cutáneas son un problema frecuente en los menores de 2 años y una parte importante del cuidado del bebé.  Su piel, todavía en desarrollo, pasa por una serie de cambios y alteraciones que requieren una atención y un cuidado especial, y que en algunos casos puede incluso necesitar la atención de un profesional. [1]


Características de la piel del bebé

En la piel del bebé, la capa más externa (llamada estrato córneo) se encuentra todavía en desarrollo y esto implica una especial sensibilidad. Al ser más delgada, la pérdida de calor y de agua en la piel del bebé es mayor que en la de los adultos, y su menor concentración de ácidos supone menos resistencia a agentes infecciosos y parasitarios. El sistema inmune, todavía inmaduro, supone un mayor riesgo de contraer enfermedades cutáneas infecciosas o inflamatorias. [1]


Problemas de la piel y consejos desde la farmacia

Los problemas en la piel son habituales en los bebés. Aunque en la mayoría de los casos no son afecciones graves, es necesario aprender cómo prevenirlos y tratarlos en caso de aparición:

  • Dermatitis del pañal [2]: se produce a causa de los pañales mojados o manchados. Esta irritación genera rojez y sensibilidad en la piel del bebé.
    • Se puede prevenir cambiando a menudo los pañales del bebé, que no deben ponerse muy ajustados, y quitándoselos durante ratos breves para dejar que la piel se seque. Al cambiarlos, debe lavarse la piel con agua templada y un jabón suave. Para lubricar y proteger el área se puede optar por aplicar un ungüento, pomada, crema o loción. El óxido de zinc es el ingrediente activo en varios productos para la dermatitis del pañal. Un ejemplo de ello es Sudocrem [3]. Su mezcla única de ingredientes (óxido de zinc, lanolina hipoalergénica anhidra y alcohol bencílico) le otorga propiedades calmantes y curativas, funcionando a modo de barrera entre la piel del bebé y los irritantes y aliviándole el picor. Además, es recomendable evitar los polvos de talco y las toallitas que contengan alcohol o fragancias.
       
  • Eccema [2]: el eccema es una irritación de la piel que se manifiesta en forma de piel seca, inflamada o escamada o como pequeños bultos rojos que pueden formar ampollas y supurar si se infectan.
    • Para prevenir el eccema, conviene evitar los baños muy frecuentes y mantener la piel del bebé hidratada para que no se seque. Tanto para su prevención como para su tratamiento, se pueden aplicar aceites no alergénicos o pomadas o ungüentos sin fragancia, especialmente después del baño mientras la piel está todavía húmeda.
       
  • Sudamina [2]: también conocida como miliaria, aparece como producto del calor en verano o por exceso de abrigo. Se da en forma de granitos rojos o blanquecinos en los pliegues de la piel, el área del pañal o en las zonas donde la ropa suele ir más ceñida.
    • Para evitarlo, es recomendable que en verano se vista al bebé con ropa ligera y holgada, preferiblemente de algodón, y evitar las capas extra de ropa en invierno que puedan darle demasiado calor.
       
  • Costra láctea (dermatitis seborreica) [4]: se trata de una alteración frecuente de la piel que aparece durante los primeros días o semanas de vida, y se manifiesta como zonas escamadas que pueden aparecer desde el cuero cabelludo hasta los pliegues y hendiduras de la piel.
    • Suele remitir por sí sola en cuestión de semanas o meses y, salvo que el médico indique lo contrario, no requiere tratamiento. Si se desea, se pueden retirar las escamas del bebé con un cepillo para bebés después del baño, en el que debe usarse un champú suave. Si no se desprenden con facilidad, se pueden aplicar aceites minerales o vaselina en pequeñas cantidades.
       
  • Acné neonatal: el acné aparece temporalmente en los bebés debido a la presencia de hormonas maternas al nacer. Es similar al acné de la pubertad, pero menos agresivo, y desaparece en un tiempo sin dejar marca.

 

Consulta nuestra infografía 

 

Referencias

[1] Cosmética infantil (I). Características generales de la piel del bebé. Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-cosmetica-infantil-i-caracteristicas-generales-13042383 [Acceso: 07/09/2020]

[2] Skin care for your baby. NCBI. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2528704/ [Acceso: 07/09/2020]

[3] Sudocrem Multi Expert. TevaFarmacia. Disponible en: https://tevafarmacia.es/consumer-healthcare?tipo_otc=1065&grupo_terapeutico=1490 [Acceso: 17/09/2020]

[4] Costra láctea (dermatitis seborreica) en los bebés. KidsHealth. Disponible en: https://kidshealth.org/es/parents/cradle-cap-esp.html [Acceso: 07/09/2020]

Contenido relacionado