Voy a ser farmacéutico

Las reclamaciones y quejas más habituales en la oficina de farmacia

¿Sabes qué errores son los más habituales en la práctica farmacéutica? ¿Conoces las quejas más habituales de los pacientes? Te explicamos las quejas y reclamaciones más habituales en la oficina de farmacia.

Las reclamaciones y quejas más habituales en la oficina de farmacia
Jue, 17/09/2020
Comparte

La mala praxis hace referencia a la responsabilidad profesional que deriva de actos negligentes, imprudentes, impericias o con intencionalidad de dañar, ya sea por acción u omisión [1]. Es un término recurrente en medicina y en el ámbito sanitario, como en la profesión farmacéutica. La responsabilidad del farmacéutico es relevante, por lo que es importante conocer los errores más habituales en la botica para evitarlos.

Cabe tener en cuenta que el farmacéutico asume una responsabilidad en los medios, pero no en los resultados: el profesional no garantiza un resultado concreto. Por ello, quien hace una reclamación a la farmacia por mala praxis, tiene que probar y demostrar una culpa atribuible al farmacéutico [1].

Algunos casos pueden ser [2]:

  • Conservación de fármacos caducados o retirados por las autoridades

Para evitar este error, los farmacéuticos deben realizar un control de manera frecuente de las existencias de los productos, inspeccionar periódicamente las fechas de caducidad y eliminar las existencias caducadas, almacenándolas por separado. También se incluyen los medicamentos retirados del mercado, incluso las muestras.

  • Dispensar medicamentos sin prescripción médica

Los farmacéuticos deben revisar todas las recetas, tanto electrónicas como en papel, poniendo especial atención a los “aspectos terapéuticos, sociales, económicos y legales de las indicaciones prescritas antes de suministrar la medicación” [3].

  • Dispensar un medicamento distinto al que corresponde por error

En estos casos, el farmacéutico debe contactar lo antes posible con el paciente. Además, es importante tener acceso a los datos clínicos de los pacientes para gestionar de manera eficaz la farmacoterapia, así como mantener un protocolo colaborativo con otros profesionales de salud.

  • No suministrar o dispensar un tratamiento que debe ser entregado al paciente

Según la Federación Internacional de Farmacéuticos (FIP), “los farmacéuticos deben garantizar que los formularios de los medicamentos están vinculados a pautas de tratamiento, protocolos basados en la mejor evidencia posible” [3].

  • Ofrecer consejo farmacéutico sin tener en cuenta las características personales del paciente

La responsabilidad del farmacéutico pasa por brindar asesoramiento al paciente. El consejo farmacéutico puede darse mediante información oral o escrita, la suficiente como para que el usuario la comprenda y puedan participar en la toma de decisiones [3].

  • Vulnerar el secreto profesional

Los farmacéuticos también deben garantizar la confidencialidad del paciente, ofreciéndole por ejemplo un espacio privado para comunicarse [3].

  • Llevar a cabo competencia desleal o publicidad engañosa

Según la FIP, uno de los objetivos de la farmacia es garantizar que la información al público se base en evidencias científicas de manera objetiva, clara y no promocional. Una medida para solucionar este problema podría ser la adopción de un código ético para los profesionales de la botica.

 

Consecuencias legales de una mala praxis en la farmacia

La mala práctica profesional puede conllevar responsabilidades según el Código Penal o Civil. La responsabilidad civil puede darse en casos como la vulneración del secreto profesional o por la conservación de fármacos que están caducados o retirados del mercado [2]. Las consecuencias de la responsabilidad civil las dictaminará un Juez, quien puede concretar la cuantía de la indemnización a la víctima por el daño sufrido [1].

Por otro lado, la responsabilidad penal implicaría un delito. Por ejemplo, dispensar un fármaco concreto como los psicótropos o componentes hormonales sin receta médica se considera un delito contra la salud pública [2]. Las consecuencias de una sanción penal dependerán de la gravedad de la actuación: puede ser una multa, el cierre de la botica, la inhabilitación profesional o incluso la privación de libertad [2].

 

Buenas prácticas farmacéuticas

Es importante recordar la necesidad ejercer buenas prácticas farmacéuticas tanto en la dispensación como en la atención personalizada al paciente. En este sentido, el Consejo General de COF (CGCOF) publicó en 2018 el Código de Deontología de la Profesión Farmacéutica, en el que se incluye el deber ético de la formación continuada, el secreto profesional y el uso adecuado del historial farmacoterapéutico, entre otros. También se pone énfasis en la importancia de una buena comunicación con el usuario.

Por otro lado, según la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional Farmacéutica, hay cuatro funciones que los farmacéuticos deben cumplir [3]:

  • Servicio de Dispensación de Medicamentos y Productos Sanitarios, es decir, asegurarse de que todas las recetas cumplan con las directrices que ordena la Ley del Medicamento.
  • Servicio de Indicación Farmacéutica, es decir, ofrecer a los pacientes información específica sobre salud, enfermedades y medicamentos, para que ellos puedan decidir.
  • Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico en Farmacia Comunitaria. Según la FIP, “los farmacéuticos deben realizar pruebas en el lugar de atención (“point of care”) a los pacientes con el objetivo de controlar y ajustar, cuando sea necesario, el tratamiento.”
  • Actividades de Farmacovigilancia y de prevención de medicamentos falsificados. Los farmacéuticos deben establecer un sistema seguro para gestionar residuos de medicamentos y proporcionar información a los pacientes sobre cómo eliminar de forma segura los medicamentos que no necesiten/deseen.

Estos procedimientos se recogen en el documento publicado en 2013 por el CGCOF, Buenas prácticas en Farmacia Comunitaria en España.

Para saber más sobre las buenas prácticas farmacéuticas puedes consultar el articulo Luz verde a cuatro procedimientos de Buenas Prácticas en Farmacia.

 

Referencias

[1] Mala praxis farmacéutica (2018). Medicina y Melodía. Disponible en: https://medymel.blogspot.com/2018/02/mala-praxis-farmaceutica.html [Acceso: 06/03/2020]

[2] Mala ‘praxis’ en la dispensación y consejo, ‘top’ de las reclamaciones (2019). Correo Farmacéutico. Disponible en: https://www.correofarmaceutico.com/gestion/oficina-de-farmacia/mala-praxis-en-la-dispensacion-y-consejo-top-de-las-reclamaciones.html [Acceso: 06/03/2020]

[3] Directrices Conjuntas FIP/OMS sobre Buenas Prácticas en Farmacia: Estándares para la calidad de los servicios farmacéuticos. Hyderabad, 2011. Organización Mundial de la Salud, Federación Internacional de Farmacéuticos (OMS/FIP). Disponible en: https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2013/GPP-guidelines-FIP-publication-ES-2011.pdf [Acceso: 10/03/2020]

Contenido relacionado