Salud

Cómo la medicación puede afectar al volante

Es importante recordar al paciente los efectos secundarios que algunos medicamentos pueden tener sobre la conducción.

Cómo la medicación puede afectar al volante
Mar, 14/04/2020
Comparte

Aproximadamente, un 10% de los conductores en la Unión Europea conduce bajo los efectos de medicamentos, y en estos casos, el riesgo de tener un accidente se multiplica por dos [1]. En los prospectos de los medicamentos se pueden consultar los posibles efectos secundarios, pero muchas veces se pasan por alto.

Por este motivo, algunas farmacias y COFS han llevado a cabo diversas iniciativas para informar a la población de los posibles efectos secundarios de los fármacos y sus implicaciones en accidentes de tráfico [1]. Por ejemplo, en aquellas épocas en las que aumentan los desplazamientos, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) publica información sobre las interacciones de ciertos medicamentos a la hora de conducir [2].

Según datos del CGCOF un 17,3% de los conductores se medica y, aproximadamente en el 26,4% de estos casos, los medicamentos advierten sobre posibles efectos en las capacidades a la hora de conducir [3].

 

Posibles efectos secundarios de medicamentos en la conducción

Cada fármaco puede tener sus efectos secundarios y a cada persona le pueden afectar de manera diferente. Pero algunos de los efectos más comunes son [1]:

  • Somnolencia
  • Reducción de reflejos
  • Hiperactividad o hiperreactividad
  • Alteraciones oftalmológicas
  • Estado de confusión
  • Alteraciones musculares: espasmos, calambres, etc.

No obstante, también hay que recordar que la relación entre fármaco y conducción no siempre implica efectos negativos. Hay algunos tratamientos que pueden mejorar la conducción del individuo porque controlan su patología [1].

 

Contribución de la farmacia

Desde la farmacia se pueden ofrecer algunos consejos para evitar posibles accidentes en la carretera [3]:

  • Leer el prospecto del fármaco y consultar cualquier duda al farmacéutico
  • Evitar coger el volante cuando se inicia un tratamiento con posibles advertencias relacionadas con la conducción como disminución de reflejos o capacidad visual
  • Cada caso es un mundo: un mismo fármaco puede afectar a dos personas de manera muy distinta

Además, el farmacéutico puede llevar a cabo campañas promoviendo el comportamiento responsable al volante y en el uso prudente de medicamentos. También puede aconsejar sobre posibles alternativas menos perjudiciales por sus efectos secundarios o elaborar guías y folletos informativos [3]. En ellos se pueden incluir listas con los diferentes medicamentos que pueden ser peligrosos para la conducción. Estos fármacos pueden ser [1]:

  • Aquellos que actúen sobre el sistema nervioso central: antidepresivos, ansiolíticos, hipnóticos…
  • Relajantes musculares
  • Antihistamínicos para el tratamiento de la alergia
  • Algunos colirios
  • Muchos antineoplásticos e inmunomodulodores (grupo L de la ATC).

 

Referencias

[1] Efecto de los medicamentos en la conducción. Portal Farma. Disponible en: https://www.portalfarma.com/Profesionales/medicamentos/mediconduccion/efecto-medicamentos-conduccion/Paginas/Efecto-medicamentos-conduccion.aspx [Acceso: 14/02/2020]

[2] El CGCOF alerta de las interacciones entre medicamentos y conducción (2019). Diario Farma. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2019/07/30/el-cgcof-alerta-de-las-interacciones-entre-medicamentos-y-conduccion [Acceso: 17/02/2020]

[3] Presentación “Cuando los fármacos se ponen al volante”. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF). Disponible en: https://www.portalfarma.com/Profesionales/medicamentos/mediconduccion/efecto-medicamentos-conduccion/Paginas/Efecto-medicamentos-conduccion.aspx [Acceso: 14/02/2020]

Contenido relacionado