Consejos de salud

Cómo luchar contra la ansiedad que genera la pandemia de COVID-19 desde la farmacia

La situación producida por la COVID-19 ha impactado en la salud mental de muchas personas. Una de las consecuencias más comunes es la ansiedad. Desde la farmacia comunitaria, se pueden ofrecer herramientas para ayudar al paciente con ansiedad.

Cómo luchar contra la ansiedad que genera la pandemia de COVID-19 desde la farmacia
Vie, 04/06/2021
Comparte

La pandemia de COVID-19 ha traído cambios significativos en muchos aspectos del día a día. Como consecuencia de estos cambios y de los sentimientos que se les asocian, como la incertidumbre y la tristeza, la salud mental de parte de la población se ha visto afectada negativamente.

En una situación en la que el sistema sanitario se ha visto colapsado, la farmacia comunitaria tiene un alto potencial para aconsejar a los pacientes en cuestiones de salud mental y ofrecerles herramientas para prevenir y abordar estos problemas. [1]

 

Detectar ansiedad y depresión en la farmacia

Es normal que, en una situación de crisis, se experimente ansiedad o estrés por diversas razones. Sin embargo, estos afectan a cada paciente de manera distinta y en diferente grado. Desde la farmacia, aunque las medidas de distanciamiento social pueden dificultarlo, se puede ayudar a detectar a aquellos pacientes en riesgo de desarrollar un trastorno crónico de ansiedad o depresión [1] identificando el problema y averiguando cómo está afectando a su vida. Estas son algunas pistas que pueden indicar la presencia de estos trastornos [1] [2]:

  • Alteraciones del sueño. La alteración del sueño es un síntoma frecuente de muchos trastornos de la salud mental. Además, a su vez, el insomnio puede ser un desencadenante o agravante de problemas como la ansiedad o la depresión y hacer su gestión más difícil.
  • Cambios en los hábitos alimentarios. Es frecuente que ocurran episodios de ingesta compulsiva que el paciente pueda atribuir al aburrimiento. En realidad, la causa suele ser ansiedad subyacente, aunque a veces el paciente no lo perciba como tal.
  • Aumento de los conflictos. En una situación de crisis que obliga a pasar más tiempo en casa, el aumento de la tensión intrafamiliar es una consecuencia normal. Si el paciente tiene más conflictos de lo habitual con sus allegados, esto puede ser un indicador de problemas de ansiedad, por la irritabilidad y nerviosismo que conlleva.

Además de estos factores, se pueden tener en cuenta los síntomas comunes de la ansiedad para ayudar al paciente a detectar el problema. Estos incluyen [3]:

  • Nerviosismo y tensión
  • Sensación de temor o angustia
  • Preocupación constante
  • Falta de concentración y claridad mental
  • Cansancio y fatiga
  • Espasmos musculares o temblores
  • Problemas gastrointestinales

 

Abordaje de la ansiedad desde la farmacia

Desde la oficina de farmacia se pueden realizar algunos procedimientos si se detectan casos de ansiedad o si el paciente ya ha sido diagnosticado [1]:

  • Seguimiento farmacoterapéutico. Es posible que el paciente haya recibido una prescripción de medicamentos para la ansiedad. En este caso, es conveniente advertirle la importancia de hacer un uso correcto de los medicamentos y de no automedicarse nunca ni ofrecer sus medicamentos a otras personas, aunque puedan tener un problema similar. Hacer un seguimiento farmacoterapéutico de aquellos pacientes que se encuentran en tratamiento ayuda a detectar problemas en el uso de la medicación y permite aconsejarles sobre otros aspectos relacionados.
     
  • Recomendar productos de venta libre. Si el paciente presenta síntomas como insomnio o estrés de manera ocasional, se le puede recomendar productos de venta libre como valeriana o melatonina.

 

Consejos para aliviar la ansiedad causada por la COVID-19

Existen algunas pautas que pueden ayudar a mejorar la ansiedad si se implementan con regularidad y que se pueden recomendar al paciente desde la farmacia [3] [4]:

  • Mantenerse en contacto con personas con las que se tenga una relación sana y de confianza.
  • Evitar la sobreexposición a noticias sobre la COVID-19 y consultar solamente fuentes oficiales para mantenerse informado.
  • Comunicar las preocupaciones, ya sea a amigos, familiares o profesionales de la salud mental.
  • Llevar una alimentación variada y saludable.
  • Mantener una rutina del sueño estable.
  • Realizar actividad física de forma regular.
  • Practicar técnicas de relajación, como la meditación, la visualización o el yoga.
  • Si la ansiedad se hace abrumadora, romper la rutina dando un paseo o con otra actividad para distraer la mente.

 

Descubre más:

Manual: Cómo abordar la ansiedad causada por la COVID-19 

 

Referencias

[1] La farmacia, en una posición única para atender trastornos emocionales. Diario Médico. Disponible en: https://www.diariomedico.com/farmacia/comunitaria/autocuidado/la-farmacia-en-una-posicion-unica-para-atender-trastornos-emocionales.html [27/04/2021]

[2] How Does Sleep Affect Mental Health? Very Well Mind. Disponible en: https://www.verywellmind.com/how-sleep-affects-mental-health-4783067 [27/04/2021]

[3] Everything You Need to Know About Anxiety. Healthline. Disponible en: https://www.healthline.com/health/anxiety-symptoms#symptoms [27/04/2021]

[4] 10 tips to help if you are worried about coronavirus. National Health System. Disponible en: https://www.nhs.uk/oneyou/every-mind-matters/coronavirus-covid-19-anxiety-tips/ [27/04/2021]

Contenido relacionado