Salud

Lupus: Cómo ayudar al paciente en la farmacia comunitaria

El lupus es una enfermedad crónica que puede afectar a diferentes partes del cuerpo. La farmacia puede ayudar en el seguimiento del paciente y la adherencia.

Mar, 10/05/2022
Comparte

Qué es el lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune crónica que puede provocar inflamación y dolor en diferentes partes y órganos del cuerpo: piel, articulaciones, vasos sanguíneos, pulmones y cerebro.

Actualmente, se desconoce qué causa el lupus, aunque se cree que el motivo se encuentra en determinadas hormonas u otros aspectos más comunes, como los rayos ultravioletas, el estrés emocional o una enfermedad viral. [1] [2]

No obstante, es importante apuntar que la mayoría de los pacientes pueden controlar los síntomas y reducir el riesgo de brotes con una buena adherencia al tratamiento y un estilo de vida adecuado. [3]

 

Qué tipos de lupus se conocen

Existen diferentes tipos de lupus: [1] [2]

  • Lupus eritematoso sistémico (LES): Este es el más conocido. Puede afectar a diferentes partes del cuerpo y puede ser leve o grave.
  • Lupus discoide: Puede provocar erupciones en la piel que, posteriormente, no desaparecen.
  • Lupus cutáneo: Puede provocar heridas en la piel tras pasar un tiempo expuesto al sol.
  • Lupus inducido por medicamentos: Es provocado por determinados medicamentos, aunque suele desaparecer cuando se dejan de tomar.
  • Lupus neonatal: Afecta a los recién nacidos y se debe a ciertos anticuerpos adquiridos de la madre afectada por lupus eritematoso sistémico o LES. Este caso puede provocar problemas en la piel, el hígado y la sangre, que desaparecen en unos seis meses, así como problemas cardíacos graves que pueden requerir la colocación de marcapasos.

 

Síntomas principales del lupus

El paciente con lupus puede padecer diferentes síntomas. Estos son los más conocidos: [2]

  • Cansancio: La mayoría de pacientes con lupus padecen un cansancio elevado que puede afectar de forma notable a la calidad de vida. El origen de este cansancio puede encontrarse en la evolución de la enfermedad, la falta de actividad física y la falta de vitamina D.
  • Erupción malar: La mitad de los pacientes padecen una erupción malar dolorosa en las mejillas y el puente nasal, generalmente, aunque también puede aparecer en los brazos, los hombros, el pecho y otras zonas que se expongan a la luz del sol. Esta erupción puede permanecer días o semanas.
  • Dolor e inflamación de las articulaciones: Se considera que 9 de cada 10 personas con lupus acabarán desarrollando artritis, con inflamación e hinchazón de las articulaciones.
  • Fiebre: La mayoría de pacientes con LES pueden tener fiebre sin motivo aparente. En estos casos, se puede recomendar al paciente tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Además, se conocen otros síntomas menos comunes: [1]

  • Dolor en el pecho al respirar profundamente
  • Dedos pálidos
  • Úlceras bucales
  • Inflamación de las glándulas
  • Sensibilidad al sol
  • Pérdida de cabello

Es importante apuntar que el paciente con lupus puede padecer brotes leves o graves con síntomas temporales que pueden aparecer en cualquier momento.

 

Iniciativas vinculadas al lupus en la farmacia

La farmacia comunitaria puede tener un papel importante en cuanto al seguimiento del paciente y el fomento de la adherencia terapéutica. De hecho, se han llevado a cabo diferentes iniciativas, como un convenio de colaboración entre el COF Málaga y la Asociación Lupus Málaga. Este acuerdo permitió poner en marcha un programa de atención a pacientes con lupus para mejorar su calidad de vida.

Además, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) dispone del punto farmacológico nº125, que trata sobre el lupus eritematoso sistémico. Este es el tipo de lupus más conocido y requiere un buen diagnóstico médico, dado que se pueden confundir algunos síntomas con los de otras enfermedades. [4]

 

Cómo ayudar al paciente con lupus desde la farmacia

El profesional farmacéutico, además de colaborar en el seguimiento del paciente y en la adherencia del tratamiento, puede proporcionar diferentes consejos para el paciente con lupus eritematoso sistémico (LES): [3]

  • Dejar de fumar.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Practicar actividad física de intensidad baja o moderada.
  • Seguir una dieta rica en ácidos grasos omega-3 y baja en grasas saturadas.
  • Dar a conocer diferentes medidas de fotoprotección y explicar su importancia para ayudar a controlar la enfermedad y evitar posibles síntomas. Se recomienda el uso de cremas con alto índice de protección solar en lugares de alta exposición al sol, como playa, piscina y montaña, aplicados entre 15 y 30 minutos antes y repetidos dos horas después de mojarse o sudar.

 

Descubre más:

Consejos para la piel con rosácea 

 

Referencias

[1] Lupus. MedlinePlus. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/lupus.html [Acceso: 12/04/2022]

[2] ¿Qué es el lupus? Lupus Research Alliance. Disponible en: https://www.lupusresearch.org/en-espanol/acerca-del-lupus/que-es-el-lupus/ [Acceso: 12/04/2022]

[3] Punto Farmacológico nº125: Lupus eritematoso sistémico (LES). Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. https://www.farmaceuticos.com/wp-content/uploads/2020/02/Informe-Lupus-PF125.pdf [Acceso: 12/04/2022]

[4] La farmacia define su abanico de aportaciones a pacientes con lupus. Diariofarma. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2018/05/10/la-farmacia-define-su-abanico-de-aportaciones-a-pacientes-con-lupus [Acceso: 12/04/2022]

Contenido relacionado