Consejos de salud

¿Tu paciente sueña con dormir bien? La farmacia le puede ayudar

Los problemas de sueño son habituales, pero se pueden combatir manteniendo unos buenos hábitos del sueño y de estilo de vida.

higiene del sueño farmacia
Mié, 13/03/2019
Comparte

Dormir es una actividad fundamental de nuestra salud y si ésta se desequilibra puede afectar al rendimiento y a nuestras capacidades físicas y mentales. Actualmente, se estima que un tercio de la población española tiene problemas para conciliar el sueño y entre un 10 y un 15% sufre insomnio crónico. [1]

Un tercio de la población española tiene problemas para conciliar el sueño

La falta de sueño es un trastorno de gran importancia sociosanitaria y el insomnio es considerado un factor de riesgo para la mayoría de patologías con las que coexiste, incluyendo la enfermedad coronaria [2]. Además, el propio insomnio puede ser un factor de riesgo para las enfermedades mentales, especialmente para la depresión.

No solo es importante el número de horas que dormimos, sino la calidad de nuestro sueño: dormir las horas suficientes, sin interrupciones y con un descanso reparador.
 

¿Qué influye a la hora de conciliar el sueño?

El hecho de dormir depende de muchos factores, entre ellos los ritmos circadianos. Se trata de ritmos biológicos que regulan los cambios en nuestro organismo a lo largo del día. El llamado “reloj biológico” es un centro neuronal que regula los momentos en los que se inicia y se finalizan los procesos del sueño en el cuerpo.

En el caso del insomnio, estos ciclos se ven interrumpidos y requieren de tratamientos diferentes en función de cada persona. [3]

Según su duración, encontramos tres tipos de insomnio:
 

  • Transitorio: dura unos pocos días y luego desaparece. Se suele dar en situaciones puntuales que generen estrés, como un viaje, un examen o los días previos a una operación.
     
  • De corta duración: dura menos de un mes y suele estar causado por un tipo de estrés o hiperexcitación más prolongado que en el transitorio, como un fallecimiento o problemas económicos.
     
  • De larga duración: cuando se prolonga durante más de un mes. Suele ser más difícil discernir las causas: puede tratarse de un insomnio crónico vinculado a otras enfermedades o patologías subyacentes, o puede ser por problemas relacionados con los medicamentos.

En el caso de un insomnio transitorio, los factores externos y ambientales pueden ser decisivos a la hora de identificar las causas. Algunas de las más habituales son:

  • Malos hábitos de sueño
  • Abuso de alcohol o de estimulantes como el café
  • Estrés
  • Problemas familiares, económicos, laborales…
  • Entorno inadecuado (exceso de ruido, luz, temperatura incorrecta…)

 

El insomnio desde la oficina de farmacia

Los trastornos del sueño pueden ser tema recurrente de consulta en la botica. Las personas que padecen insomnio pueden presentar síntomas como cansancio, disforia, tensión, falta de concentración, somnolencia o irritabilidad, así como otros trastornos somáticos como dolor de cabeza o molestias gastrointestinales [4].

Las personas con insomnio pueden presentar síntomas como cansancio, falta de concentración, somnolencia o irritabilidad

Ante casos de insomnio crónico o posibles problemas de medicación, se debe derivar al médico de atención primaria.

Para abordar correctamente el insomnio es fundamental un diagnóstico correcto que se orientará hacia un tratamiento etiológico con medidas no farmacológicas y, eventualmente, farmacológicas, teniendo en cuenta las características del paciente.

Si estamos ante trastornos del sueño más puntuales, o si se detecta que el insomnio deriva de situaciones de estrés concretas, la OF puede ayudar al cliente a evaluar su caso y sus posibles causas. El farmacéutico puede, a partir de esta información, proponer medidas de higiene del sueño que puedan mejorar la calidad del descanso.
 

Consejos para un sueño saludable

Tener una buena higiene del sueño, es decir, seguir hábitos de conducta que ayudan a mantener un sueño de calidad, es fundamental en la mayoría de trastornos relacionados con el insomnio. Algunas de las medidas que desde la OF pueden recomendarse para fomentar los hábitos de sueño saludables incluyen [1][5]:

  • Tratar de mantener una rutina de sueño, acostándose y despertándose a una misma hora.
  • Mantener unos horarios de comida regulares. También hay que procurar evitar comer grandes cantidades antes de irse a dormir.
  • Seguir una dieta equilibrada, rica en fruta y verduras.
  • Evitar el consumo de alcohol y bebidas estimulantes, como el café, antes de acostarse.
  • No utilizar aparatos electrónicos antes de dormir, como la televisión o los teléfonos móviles.
  • Hacer ejercicio físico y llevar un estilo de vida activo. No obstante, hay que evitar hacer ejercicio horas antes de dormir, pues puede dificultar conciliar el sueño.
  • Escribir un diario con las preocupaciones que se tenga en mente, para ayudar a relajarnos y prepararnos para dormir.
  • Optar por tomar puntualmente un inductor del sueño, consultando previamente con el farmacéutico.
  • Acudir a un especialista si se cree padecer algún trastorno del sueño y evitar tomar medicamentos para el insomnio sin consultar con un profesional de la salud.

 

Referencias

[1] Pérez Menéndez, A. Más de 4 millones de adultos españoles sufren insomnio crónico. Sociedad Española de Neurología (2015). Disponible en: http://www.sen.es/saladeprensa/pdf/Link157.pdf

[2] IM Farmacias. El sueño como restaurador del organismo (2018). Disponible en: https://www.imfarmacias.es/noticia/16559/el-sueno-como-restaurador-del-organismo

[3] Portalfarma. Tratamiento fitoterapéutico del insomnio (2017). Disponible en: https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Paginas/articulo02.aspx

[4] Acosta, M. ¿Qué puede hacer el farmacéutico cuando el usuario le pregunta cómo solucionar sus trastornos del sueño? CGCOF Las Palmas (2011). Disponible en: https://farmaceuticoslaspalmas.com/documentos/31082011181744.pdf

[5] SEFAC. Consejos para combatir el insomnio y sus consecuencias (2018). Disponible en: https://www.sefac.org/sites/default/files/sefac2010/private/documentos_sefac/documentos/SEF_FR_Insomnio_V.pdf

Contenido relacionado