Voy a ser farmacéutico

Buenas prácticas de la farmacia en el seguimiento farmacoterapéutico

El seguimiento farmacoterapéutico (SFT) destaca como uno de los servicios básicos dentro de la atención farmacéutica que beneficia tanto a pacientes como profesionales sanitarios.

Buenas prácticas OF en el seguimiento farmacoterapéutico
Vie, 09/11/2018
Comparte

La base de cualquier práctica asistencial centrada en el paciente es una relación basada en el respeto y la confianza mutua, que espera conducir a la mejora de los problemas de salud y de la calidad de vida de los pacientes. En ese sentido, desde la oficina de farmacia se busca promover una serie de prácticas y servicios orientados a prestar una asistencia adecuada al paciente que recibe medicación.

Dentro de estas actividades se encuentra el seguimiento farmacoterapéutico (SFT), que el Foro de Atención Farmacéutica define como “el servicio profesional que tiene como objetivo la detección de problemas relacionados con medicamentos (PRM), para la prevención y resolución de resultados negativos asociados a la medicación (RNM)”.

El seguimiento farmacoterapéutico es el servicio profesional cuyo objetivo es detectar problemas relacionados con medicamentos, para la prevención y resolución de resultados negativos asociados a la medicación

El seguimiento farmacoterapéutico implica un abordaje integral de los problemas de salud del paciente de forma continuada, sistematizada y documentada, con tal de alcanzar resultados concretos que mejoren la calidad de vida del paciente y asumiendo la responsabilidad de sus necesidades. Además, se compromete a desarrollar labores educativas, monitorizar los tratamientos y sus efectos y a realizar estrategias de cuidado de la salud del paciente que repercutan en su beneficio.
 

Objetivos del seguimiento farmacoterapéutico

El paciente es considerado el principal agente de salud que existe y el que debe recibir los beneficios de cualquier proceso asistencial. En este sentido, debemos tener una serie de objetivos en mente a la hora de realizar un SFT, incluyendo los siguientes:

  • Identificar problemas relacionados con los medicamentos (PRM) para poder prevenir y actuar ante resultados negativos asociados a la medicación (PRM)
  • Optimizar la efectividad y seguridad de los tratamientos
  • Hacer un uso racional de medicamentos
  • Registrar y documentar la intervención profesional
  • Mejorar la calidad de vida de los pacientes
     

Aplicación del seguimiento farmacoterapéutico

El servicio de SFT conlleva una monitorización y evaluación continuada de los efectos de los medicamentos en los pacientes, por lo que se considera una actividad clínica. Esto implica utilizar y medir variables clínicas (síntomas, signos, eventos clínicos, mediciones metabólicas o fisiológicas) que permitan evaluar la eficacia y seguridad de la farmacoterapia.

El seguimiento farmacoterapéutico es un proceso cíclico, cuyas bases incluyen:

  1. Ofrecer y explicar el servicio al paciente
  2. Análisis de situación: entrevista farmacéutica, estado de situación, fase de estudio, fase de evaluación
  3. Elaboración de un plan de actuación en base a los datos obtenidos
  4. Evaluación y seguimiento del paciente, con sucesivas actualizaciones y revisiones en el plan de actuación

El impacto clínico y humanístico de un seguimiento farmacoterapéutico correcto es fundamental, y es que datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) detectan una mejora de más del 50% de los problemas de salud no controlados.  

Un buen SFT puede ayudar a garantizar un uso seguro, efectivo y eficiente de los medicamentos, repercutiendo en el bienestar del paciente.

 

Referencias

M. J. Faus Dáder, P. Amariles Muñoz, F. Martínez-Martínez. Atención Farmacéutica: conceptos, procesos y casos prácticos, p. 87-138.

CGCOF. Servicio de seguimiento farmacoterapéutico en farmacia comunitaria. Disponible en: https://www.sefac.org/sites/default/files/sefac2010/private/documentos_sefac/documentos/BBPP_serviciossft.PDF

Contenido relacionado